Al menos 33 personas murieron debido a las fuertes lluvias en Alemania, que provocaron inundaciones y derrumbes de casas, según un nuevo balance publicado el jueves por las autoridades locales y los servicios de rescate.

El distrito de Ahrweiler, en la región de Renania-Palatinado, contabiliza 18 de estas víctimas mortales, según la policía de la ciudad Coblenza, situada en este estado. En la misma región hay varias personas desaparecidas, como también ocurre en el estado vecino de Renania del Norte-Westfalia.

La canciller Angela Merkel dijo estar “abrumada” por la fuerza del temporal en Alemania, que ya ha provocado la muerte de 19 personas, indicó el jueves un portavoz del gobierno.

“Estoy abrumada por esta catástrofe que sufre tanta gente en las zonas inundadas. Mi solidaridad con las familias de los fallecidos y desaparecidos”, escribió en Twitter el portavoz Steffen Seibert, en nombre de la canciller.