El Gobierno de Japón aprobó hoy la aplicación de medidas adicionales en ocho regiones para tratar de contener el aumento de contagios de coronavirus, que está alcanzando niveles récord en todo el archipiélago nipón en los últimos días.

Las medidas, que afectarán principalmente a bares y restaurantes, se aplicarán a prefecturas del norte, el centro y el oeste del país, y se sumarán al estado de emergencia sanitaria ya vigente en Tokio y otras cinco regiones mientras la capital acoge los Juegos Olímpicos.

El Ejecutivo nipón ha decidido elevar el nivel de alerta sanitaria en las nuevas regiones afectadas, aunque sin llegar a declarar la emergencia, que supone el nivel máximo dentro de las herramientas legislativas disponibles.