Chile inició este miércoles 11 de agosto la administración de terceras dosis de vacuna contra la COVID-19 en los mayores de 86 años, que recibirán una inyección adicional de AstraZeneca, en el marco de un plan que pretende reforzar la inmunidad de los mayores de 55 años.

“Hoy arrancamos con las dosis de refuerzo (…) Este proceso va a continuar y esperamos que dos millones de personas puedan recibirla antes de septiembre”, celebró el presidente Sebastián Piñera.

En los próximos 10 días podrán acceder a una tercera inyección todos los mayores de 55 años que fueron inmunizados con la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac -fórmula que ha recibido el 72 % de la población-, además de las personas inmunocomprometidas. A partir de septiembre, agregó, se ofrecerá esta “dosis de refuerzo” a los menores de 55 años.