Los talibanes reprimieron este miércoles una multitudinaria protesta en el este de Afganistán a favor de la bandera tricolor afgana, donde los manifestantes se oponían a sustituirla por la bandera blanca inscrita con la declaración de fe islámica, que representa a los insurgentes y a su Emirato Islámico.
Las protestas tuvieron lugar esta mañana en las calles de Jalalabad, capital de la provincia de Nangahar, una de las últimas ciudades en caer en manos de los talibanes.
“Protestas en la ciudad de Jalalabad en apoyo de la bandera nacional (…) Los talibanes han disparado contra los manifestantes y han golpeado a algunos reporteros gráficos”, informó en Twitter la agencia de noticias afgana Pajhwok.
En un primer vídeo recogido por la agencia afgana se ve a una gran multitud recorriendo las calles de la ciudad, con banderas en alto o sosteniendo entre varios otras de gran tamaño, mientras la muchedumbre lanza cánticos.