Vecinos del poblado de Loromayo en la selva de la provincia de Carabaya, encontraron un esqueleto humano atascado entre los troncos de árboles.
Según narraron a las autoridades locales, este grupo de pobladores iba a recoger leña, cuando de pronto lograron divisaron los restos óseos de un ser humano.
La descomposición del cuerpo, hizo imposible que se le pueda identificar.
Hicieron un llamado a los familiares que perdieron a su ser querido para que ayuden a las labores de identificación del cuerpo. No se descarta incluso que pudiera pertenecer a una de las víctimas de la tragedia ocurrida años atrás donde una canoa naufragó en el río Inambari