En el marco de la reactivación económica en favor de los agricultores, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), brindó asistencia técnica en el mantenimiento y dotó de equipos complementarios a la Asociación de Productores de Piña del Valle de San Gabán que permitió poner en funcionamiento la planta de procesamiento de frutas en beneficio de más de 20 familias del distrito de San Gabán en Puno.

El equipamiento menor consta de una selladora de bolsas, dos estantes de acero, diez recipientes rectangulares, codificadora inkjet, cámara de frio modular, enjuagadora de botellas, balanza electrónica, balanza digital de gramos, dos mesas de acero, termómetro digital láser y un termohigrómetro, adquiridos con un presupuesto de S/ 59 970.78.

La planta de producción inició su funcionamiento que permitirá transformar sus materias primas en mermeladas y néctares de piña, cocona, cítricos, carambola y cacao, deshidratados de piña, plátano y yuca, jalea de cacao y chifles de la marca “la jaguayana”, para su posterior venta en el mercado local y regional.

Durante el primer mes, la asociación pretende producir 10 mil botellas de néctar de 500 mililitros, 500 bolsitas de deshidrato de piña de 50 gramos y 500 frascos de mermelada de 250 gramos, para ello se cuenta con la asistencia técnica de un especialista en calidad y equipamiento del componente de asociatividad de Devida, que capacita en la producción de derivados para el fortalecimiento organizacional.

La presidenta de la Asociación de Productores de Piña del Valle de San Gabán, Ida Montesinos Aliaga, comentó que gracias al trabajo conjunto de la organización y el apoyo técnico de Devida lograron la operatividad y el funcionamiento de los equipos que tiene la capacidad de producir 400 litros de néctares por día, con la transformación de sus productos se mejorará la economía de las familias de esta parte de la selva puneña.

DATO:

Los equipos de la planta constan de un sistema de tratamiento de agua, lavadora de frutas, licuadora industrial, pulpeadora, dosificador, cámara de frío, deshidratador, instrumentos de control de calidad, sopladora de botellas y lavadora de botellas que fueron implementados por el Ministerio del Ambiente y a través de Procompite en el 2017 y 2019, los mismos estuvieron paralizados por más de 2 años por falta de una adecuada capacitación.