Rusia registró el viernes un récord de muertes diarias por coronavirus en las últimas 24 horas, debido al avance de la variante delta, sumada a la lentitud en la vacunación y a la ausencia de medidas de confinamiento.

Según el balance diario ofrecido por el centro de crisis del gobierno, un total de 828 personas fallecieron en las últimas 24 horas en el país. Hasta ahora, la cifra más alta era de 820, alcanzada el 23 de septiembre y el 26 de agosto de 2021.

Rusia es, en términos absolutos, el país de Europa más golpeado por la pandemia con más de 202.273 fallecidos, según las cifras del gobierno.

La agencia estadística rusa Rosstat, que emplea una definición más amplia de las muertes causadas por la COVID-19, cifraba en más de 350 000 los decesos vinculados a la pandemia a finales de julio de 2021.