El presidente Pedro Castillo anunció la creación de un gabinete de desarrollo agrario y un conjunto de acciones de apoyo directo para el agricultor familiar, medidas que forman parte de la segunda reforma agraria, lanzada hoy por su Gobierno.

Desde el santuario Sacsayhuaman en el Cusco, el jefe del Estado precisó que la II reforma agraria tiene cinco ejes de trabajo y su desarrollo, aseguró, no busca expropiar tierras, ni afectar derecho de propiedad de nadie. 
 
“Planteamos cambiar la forma de gobernar para que nuestro Estado se ponga al servicio de los agricultores familiares relegados durante hace décadas, gobierno tras gobierno y eso termina hoy”, expresó el Dignatario.
 
Detalló que la primera medida, en el marco de la II reforma agraria, es la creación de un gabinete de desarrollo agrario y rural, el cual presidirá y que estará conformado por los ministerios productivos, de infraestructura y desarrollo social y con participación de representantes de los gobiernos regionales y locales.
Puntualizó que desde este gabinete se diseñará e impulsará las policitas para el desarrollo rural y agrario del país.
 
En segundo lugar, el Mandatario anunció una serie de medidas de apoyo directo e inmediato para los agricultores, quienes hoy viven en una severa crisis debido a la pandemia y por el encarecimiento del costo de sus insumos de producción.
 
El presidente Castillo observó que, a pesar de la capacidad y diversidad productiva, estos años de abandono han convertido al país en una nación muy dependiente de la importación de insumos y alimentos agropecuarios, lo cual, debe culminar, dijo.