Mediante el Decreto Supremo Nº 165-2021-PCM se declara en estado de emergencia por 60 días los distritos de Llalli, Cupi, Umachiri y Ayaviri de la provincia de Melgar, y en el distrito de Ocuviri de la provincia de Lampa del departamento de Puno, por peligro inminente ante contaminación hídrica.

Al respecto el presidente del comité de lucha de la cuenca Llallimayo, Edwin Díaz, indicó que las autoridades del gobierno local y regional ahora tienen la responsabilidad de ejecutar las medidas y acciones de excepción, inmediatas y necesarias, de reducción del muy alto riesgo existente, así como de respuesta y rehabilitación que correspondan.

Señaló que el compromiso de el ex premier Guido Bellido, fue la construcción de una planta de tratamiento de aguas ácidas, mediante el Gobierno Regional de Puno. “Nosotros tenemos la esperanza de que se inicie con la elaboración de los estudios de esta obra”, dijo.

Además, señaló que urge la dotación de agua limpia para las familias de los cinco distritos mediante vehículos cisternas, así como la apertura de pozos tubulares, para que los animales tomen agua que no esté contaminada.