La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos, Rochelle Walensky, autorizó este martes que la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer/BioNTech se administre a menores de entre 5 y 11 años.

La decisión de este martes permitirá que se empiece a vacunar “lo antes posible” a este grupo de edad, compuesto por unos 28 millones de niños, según los CDC.

“Como madre, animo a los padres que tengan preguntas a que hablen con su pediatra, enfermera de la escuela o farmacéutico local para aprender más sobre la vacuna y la importancia de vacunar a sus hijos”, afirmó Walensky.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró que la vacunación de 5 a 11 años “permitirá a los padres acabar con meses de preocupación por sus hijos y reducirá el grado en que los niños transmiten el virus a otras personas”.

La decisión de Walensky llegó horas después de que un panel de expertos de los CDC recomendara la medida.