La compañía farmacéutica Pfizer anunció este viernes una píldora experimental para tratar la COVID-19 que dice reducir el riesgo de hospitalización y muerte en casi un 90 por ciento entre las personas infectadas con el virus.

Pfizer publicó este viernes los resultados preliminares de los estudios que realizó con este fármaco sobre un total de 775 adultos.

El estudio concluyó que los pacientes que tomaron el medicamento de la compañía junto con otro antiviral tuvieron una reducción del 89% en su tasa combinada de hospitalización o muerte después, en comparación con los pacientes que tomaron un placebo.

El fármaco está diseñado para evitar que el virus haga copias de sí mismo e invada al infectado, según la compañía, que precisó que, aunque los detalles del estudio aún no han sido publicados, serán enviados lo antes posible a las instituciones reguladoras.

“Es una noticia asombrosa. Mi sentimiento general fue de alivio, ha sido un largo camino ”, dijo Annaliesa Anderson, directora científica de la división de vacunas bacterianas y medicina hospitalaria de Pfizer, en declaraciones a The Washington Post,

Anderson, que dirige la investigación y lleva trabajando en el medicamento desde enero de 2020, explicó que conoció el éxito obtenido con el fármaco el pasado miércoles y que se le “aceleró el corazón”.