La Cámara de Diputados de Chile vota este lunes una acusación constitucional para decidir la destitución del presidente Sebastián Piñera por el caso revelado en los Papeles de Pandora por la polémica venta de una minera en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas.

La iniciativa fue impulsada por la oposición al mandatario conservador tras conocerse los términos de la venta de la minera Dominga por parte de una empresa de sus hijos en 2010, que fue revelada por el trabajo del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

La sesión comenzará con un debate sobre la procedencia o no de la acusación -un documento de 99 páginas- que acusa a Piñera de atentar contra el principio de probidad y el derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación, y por haber comprometido el honor de la nación.

Según la investigación de los medios chilenos CIPER y LaBot, incluidos en los Papeles de Pandora, los hijos de Piñera vendieron la minera Dominga al empresario Carlos Alberto Delano –íntimo amigo del presidente– por 152 millones de dólares.

La operación, que tuvo lugar durante el primer gobierno de Piñera (2010-2014), se realizó en su mayoría en Islas Vírgenes.