Centenares de pastores se reunieron con sus animales este martes en la ciudad de Púshkar, a las puertas del desierto, para asistir a la mayor feria de comercio de camellos de India.

La ciudad norteña suele atraer a miles de peregrinos hindúes, comerciantes de ganado y pastores para este evento anual, pero se suspendió en 2020 debido a la pandemia.

Para el encuentro, celebrado en el desértico estado de Rajastán, las comunidades tradicionales de criadores de camellos recorren a veces cientos de kilómetros desde sus remotas aldeas para comerciar con sus animales.

La feria, de 13 días y que se inició este lunes, coincide con varios días señalados del calendario hindú, lo que aumenta la afluencia de público a la ciudad sagrada.

“Púshkar tiene que ver tanto con el comercio de ganado como con los rituales religiosos”, dijo a la AFP Prafull Mathur, del departamento de ganadería de Rajastán.

“La situación de la COVID-19 aún no se normalizó del todo, pero esperamos una gran asistencia”, agregó Mathur.

Los organizadores suelen celebrar concursos para pastores de camellos, una gran atracción para turistas nacionales e internacionales. El gobierno aún no ha aclarado si se permitirán este año.