China es capaz de bloquear los principales puertos y aeropuertos de Taiwán para cortar sus conexiones de transporte, advirtió el martes el ministerio de Defensa de la isla.

Taiwán vive bajo amenaza constante de una invasión china, que ve a la isla de gobierno democrático como una parte de su territorio que debe ser incorporado, incluso por la fuerza.

Pekín ha intensificado la presión, con incursiones de aviones militares, desde que la presidenta Tsai Ing-wen asumió el poder en 2016, por cuanto ella considera que la isla es una nación soberana y no parte de China.

Pekín ha fortalecido su capacidad de ataque por aire, mar y tierra contra la isla, dijo el Ministerio taiwanés de Defensa en un informe bianual publicado el martes.

Esa capacidad incluye imponer un “bloque contra nuestros principales muelles, aeropuertos y rutas de vuelos de salida, cortar nuestras líneas de comunicación por aire y mar”, según el informe.