“El tiempo se está acabando” para salvar el planeta, advirtió el papa Francisco este jueves a los líderes políticos reunidos en Escocia (Reino Unido) la víspera de que termine la conferencia de la ONU sobre el cambio climático COP26.

“Suplicamos para que el don de la sabiduría y la fuerza de Dios guíen a los encargados de la comunidad internacional en su búsqueda para encarar el importante desafío que tienen, con decisiones concretas, inspiradas en la responsabilidad hacia las generaciones presentes y futuras”, escribió el papa en una carta en inglés, dirigida a los católicos de Escocia y divulgada por el Vaticano.

“El tiempo se está acabando, esta oportunidad no debe desperdiciarse”, subrayó el pontífice argentino, de 84 años, al expresar su “pesar” por no haber podido viajar a la ciudad escocesa de Glasgow, sede de la conferencia, como “lo esperaba”.

A finales de octubre, en un discurso difundido por la BBC, el papa recordó a “quienes toman las decisiones políticas (…) que están llamados de urgencia a brindar respuestas eficaces a la crisis ecológica actual”.