Esta localidad está considerada como el pueblo más alejado de Puno. Aquí las niñas se embarazan a muy temprana edad. Según Cecilia Huamán Choque, responsable de la Estrategia Sanitaria Materno Neonatal de la Red de Salud de Carabaya, el periodo de gestación de las escolares empieza entre los doce y catorce años.
“En años anteriores la situación era crítica. Los establecimientos de salud al año atienden diez partos de menores”. dice.
Sin embargo, esta no es la cifra formal. Hay varias quienes no van hacerse sus controles ni salen de la zona y solo en casa dan a luz, añade la funcionaria de salud.
Cecilia Huamán, dijo que el problema es multidimensional. Precisó que dicha localidad siempre vivió aislada por falta de carreteras. Ello ha repercutido en que los adolescentes crezcan sin perspectivas.
Recordó que en las charlas de educación sexual dirigidas a ellos sus padres se opusieron. Asumen que enseñarles sobre métodos anticonceptivos alienta la promiscuidad. Que tengan varias parejas. Añadió que la mayoría de madres de familia tienen varios hijos y si uno de ellas consigue pareja es una forma de alivio por la pobreza que vive la familia.
Según el INEI, Azaroma es un pueblo de extrema pobreza. No hay servicio de agua ni desagüe. A los escolares les llegó tablets pero falta conectividad. No hay señal de celular ni internet.
Cecilia Huamán, dijo que la carretera es lo mejor que le pudo pasar a Azaroma, pero para sacarla de su drama requiere la intervención de todos los niveles del Estado
Fuente: La República