Decomisaron dos polluelos del género Rhea, conocido comúnmente como ñandú común, que eran transportados en la cabina de un tráiler con destino a la ciudad de Arequipa. El llamado de alerta se hizo desde el Puesto de Control  de Aduanas Ojherani en Puno.

Las aves se encontraban en una mochila en la cabina de un tráiler, que transportaba instrumentos musicales y equipos de sonido. Al momento de la intervención, la persona que transportaba los ñandús dijo que las adquirió del lado boliviano a un precio de 100 bolivianos. Su propósito era regalarlos a un familiar en el distrito de Pedregal, departamento de Arequipa.

Los polluelos miden 30 centímetros y tienen entre dos a tres meses de edad, aproximadamente. Tras el decomiso, los especialistas del SERFOR Puno atendieron a los pequeños ejemplares y, luego de las evaluaciones para determinar su estado de salud, coordinarán su traslado a un centro de cría autorizado.

“Los polluelos del género Rhea permanecen con su padre hasta los seis meses y aprenden de él a sobrevivir en su hábitat (buscar comida, encontrar refugio, cuidarse de los predadores, etc.); además, les brinda calor y protección. Al quedar desamparados, estos animales requieren del cuidado de las personas, por lo que lamentablemente pasarán sus vidas en cautividad” escribieron desde SERFOR.

Los especialistas del SERFOR, a través de ATFFS Puno, iniciaron el Procedimiento Administrativo Sancionador (PAS) a la persona que poseía dichos especímenes de fauna silvestre, por incurrir en una infracción muy grave como es poseer y adquirir animales silvestres, según lo establecido en la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, Ley N° 29763.

La mencionada Ley y su reglamento consideran que la caza, captura, tenencia, comercio y transporte de animales silvestres sin contar con la autorización correspondiente es una infracción muy grave y sanciona este hecho con multas superiores a 10 UIT, equivalente a S/ 44 000, determinadas según los criterios de gradualidad. Los montos son más elevados si se trata de especies categorizadas como amenazadas.