Los laboratorios genómicos globales detectaron en la última semana unos 14.000 nuevos casos de coronavirus de la nueva variante ómicron, cuatro veces más que los aproximadamente 3.500 de los siete días anteriores, de acuerdo con el informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según los análisis de la red mundial de laboratorios GISAID, que colabora con la OMS, el porcentaje de detecciones de la variante ómicron en sus secuencias ha subido del 0,1 % de hace una semana al 1,6 % en la actualidad, aunque una gran mayoría (96 %) aún siguen siendo casos de la variante delta, dominante durante 2021.

Al analizar estos números debe tenerse en cuenta que suman los análisis de los últimos 60 días, por lo que el porcentaje real de casos ómicron puede ser aún mayor, aunque por otro lado hay un esfuerzo especial por detectar la nueva variante y los laboratorios tienden a secuenciar casos sospechosos de ésta.