Dos pacientes con la COVID-19 murieron hoy a causa de un incendio en una unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital de la ciudad de Astracán, en el sur de Rusia, informaron las autoridades locales.

El siniestro, que abarcó una superficie de 15 metros cuadrados, se produjo a causa de un desperfecto en el sistema de iluminación de la UCI, dijo una fuente del hospital a la agencia Interfax.

“Los respiradores artificiales fueron revisados. En el momento del incendio funcionaban correctamente”, agregó.

El fuego fue sofocado por los bomberos en 14 minutos, según el Departamento de Emergencia de Astracán.