Tras el asesinato del minero Honorio Chipana León (54) el pasado 6 de enero en el centro poblado de la Rinconada del distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina, los familiares no han descansado hasta dar con el paradero del supuesto asesino del padre de familia natural de Azángaro.
No obstante, efectivos policiales de la comisaría de la Rinconada se constituyeron al inmueble donde vivía alquilado el varón el cual se ubica en la Avenida Principal S/N del barrio San Francisco, donde se halló gran cantidad de municiones, armamentos, cacerinas y documentos.
En el lugar se halló un arma de fuego tipo sub fusil ametralladora, 97 municiones, 10 municiones calibre 9 milímetros Parabellum, 53 municiones calibre 380 auto marca Winchester, 9 municiones calibre 9 x 17 marca Fame, 52 cartuchos para escopeta calibre 12 marca Nobel Sport, 1cacerina vacía sin marca para arma de calibre 380, 1 cacerina vacía con capacidad para treinta municiones, 2 tarjetas de propiedad de arma de fuego a nombre del occiso.