La Comisión Permanente para la Vacunación -Stiko-, entidad de referencia en Alemania, ha recomendado aplicar la dosis de refuerzo de la vacuna para los menores a partir de doce años.

Esta propuesta, emitida hoy desde el Instituto Robert Koch (RKI), sigue a la del pasado diciembre, en que se aconsejaba administrar esa dosis, llamada “booster”, a partir de los 18 años y tres meses después de haber recibido la pauta completa.

Stiko, adscrita al RKI, argumenta que la expansión de la variante ómicron y la existencia de reservas suficientes de vacunas de mensajero -ARN- de BioNTech-Pfizer aconseja dar ese paso.

Se trata de una recomendación que deberá aún ser refrendada por las autoridades sanitarias, tanto el Ministerio de Sanidad como los responsables de los “Länder” -estados federados.

Alemania marcó hoy, por segundo día consecutivo, un nuevo máximo de contagios en toda la pandemia.

Según los datos actualizados por el RKI, en las últimas 24 horas se verificaron un total de 81 417 nuevas infecciones, tras las 80 430 de ayer y las 64 340 de hace una semana.

La incidencia acumulada sigue subiendo, con 427,7 nuevos contagios por cada 100 000 habitantes en siete días, frente a 407,5 ayer, 285,9 hace una semana y 389,2 hace un mes.