El panel de expertos del Ministerio de Sanidad israelí recomendó hoy extender la cuarta dosis de la vacuna contra la COVID-19 a toda la población adulta de Israel.

Israel, primer país en administrar esta segunda dosis de refuerzo a inmunodeprimidos y mayores de 60 años, sopesa ahora la ampliación al resto de la población que deberá aprobar el director general de Sanidad, Nachman Ash.

Según este grupo de expertos, la cuarta dosis de la vacuna se ha mostrado eficaz en personas mayores de 60 años “tanto en la prevención de enfermedades graves como en la prevención de infecciones”.

Por ello, este comité asesor recomendó la cuarta inyección en los mayores de 18 años que recibieron la tercera dosis hace más de cinco meses.

Pionero en la campaña de vacunación contra el coronavirus, casi 4,5 millones de personas -de los más de 9,4 millones de residentes- cuentan con una tercera dosis y alrededor de 600 000 con una cuarta.