El asesino confeso de la tercera víctima de feminicidio en la región Puno continuará en custodia de las rondas campesinas, tras la entrega fallida a las autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional ayer en la ciudad de Macusani de la provincia de Carabaya.
Como se sabe, Richard García Chislla junto a su amante Agustina Sucapuca fueron sometidos a cadena ronderil en los 10 distritos de la provincia de Carabaya, donde el varón se declaró culpable del asesinato de su esposa Rosa Mendoza.
Durante este tiempo, él revelo que pagó 5 mil soles a Juvenal Ochicua Omonte para que maten, quemen y entierren los restos de la madre de sus dos hijos menores de edad. Este último a la vez contrató a otros dos sujetos para ultimar a la mujer.
Tras las confesiones a las que fue sometido, las rondas campesinas de Carabaya programaron para ayer la entrega del asesino confeso y de su amante a las autoridades, sin embargo, esto no se dio porque la población de Macusani no está de acuerdo con la detención preliminar de Richar Garcia por el tiempo de 72 horas el mismo que ya feneció por haberse dictado el pasado 17 de enero. La población exige prisión preventiva y luego cadena perpetua para el asesino.
Las rondas campesinas cuestionaron al fiscal a cargo del caso, Luis Yon del Castillo Andia por no haber incluido dentro de los fundamentos del pedido de detención preliminar las acciones que realizaron los ronderos. Ellos se atribuyen haber logrado la captura de Richar Garcia y de su amante Agustina Sucapuca Mamani, para quien también sea detenida e investigada por promover el asesinato.
Los ronderos también desistieron en la entrega de los detenidos porque los argumentos sustentados por la Ministerio Público no se ajustan a las declaraciones de los detenidos, por lo que solicitaron el pronunciamiento de los presidentes de la junta de fiscales y del Poder Judicial de Puno. Finalmente, acordaron someterlos a las rondas campesinas de otras provincias como Azángaro, Sandia o Melgar. Ello será definirá hoy en asamblea popular.
“Estamos sujetos a la decisión del pueblo. Los enviaremos a otras provincias para que pasen cadena ronderil dándoles un buen trato. Me indigna que la Fiscalía no haya considerado las declaraciones de los detenidos y no incluya en su informe a las rondas”, declaró Walter Churata, presidente de la Rondas Campesinas de Carabaya.