Las políticas de privacidad que la Unión Europea empuja no gustan a Meta (Facebook), que ha amenazado con retirar productos del importante mercado.

En un reporte ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de los Estados Unidos, Meta ha explicado por qué podría dejar de ofrecer Facebook e Instagram en Europa.

La famosa regulación GPDR de la Unión Europea no permite que los datos recabados de ciudadanos europeos sean transferidos, procesados o utilizados en los Estados Unidos. Esto, claramente, no gusta a los dueños de Facebook, una compañía que básicamente vive de los datos recabados.