Macabra confesión. Hugo Chura Acarapi (50), luego de 17 años, reveló que asesinó y enterró a su expareja, Olga Cahuapaza Ccuno (36). Los familiares de esta lo habrían obligado a revelar su terrible proceder.
 
Según los deudos, Olga desapareció misteriosamente en el 2006; sin embargo, su pareja de entonces, Hugo Chura, se desentendió, aduciendo que ella habría escapado con su amante.
 
Sin embargo, nunca le creyeron. Y, ante tanta presión, el varón finalmente confesó su crimen y dijo que enterró el cuerpo de la mujer. Tal como prometió, ayer en la tarde les entregó los restos mortales de la mujer.
 
Los familiares contaron que se dirigieron hasta el jirón Paso Alegre, en la urbanización San Pedro de la ciudad de Juliaca, lugar donde únicamente hallaron los huesos de su ser querido, en medio de velas y flores, en lo que aparentemente simulaba un velorio.
 
Sin embargo, no les habría mostrado en qué lugar la enterró, por lo que exigen que las autoridades investiguen el caso y se sancione drásticamente al presunto feminicida, especialmente luego de tantos años.