Un bus de la empresa de transportes Iguazú que según se conoció  se dirigía hasta la región del Cusco, se salió de la carretera Interoceánica empotrándose contra el cerco metálico  de la hidroeléctrica San Gabán y producto de ello se reportó de personas heridas.

Fue el conductor de la unidad vehicular quién llevó la peor parte de este accidente de tránsito. No se descarta que el chofer llevaba a alta velocidad el bus y producto de ello perdió el control de la movilidad.

Tuvo que solicitarse la intervención de una de las gruas de la operadora  Sur Perú para poder retirar de la zona al pesado vehículo. También se desplazaron efectivos de la Policía Nacional procediendo los primeros al trabajos que aún queda para las investigaciones correspondientes.