Joe BidenEl presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pretende, junto con el G7 y la Unión Europea, excluir a Rusia del régimen de reciprocidad que rige el comercio mundial, que le permitiría aplicarle aumentos de aranceles en respuesta a la invasión de Ucrania.

Biden anunciará el viernes que quiere privar a Moscú de su estatus comercial de “nación más favorecida”, dijo a la AFP una fuente familiarizada con el asunto.

Rusia se sumaría de esa manera a Cuba y Corea del Norte, los únicos países excluidos por la primera potencia mundial del principio de reciprocidad, base de la mayoría de las relaciones comerciales internacionales.

La decisión final sobre esta nueva sanción, que se tomaría en coordinación con el G7 y la Unión Europea, corresponde al Congreso de Estados Unidos, indicó la misma fuente, confirmando reportes de varios medios estadounidenses.

Los miembros demócratas y republicanos del Congreso, que muestra un raro impulso bipartidista en lo que respecta a las sanciones contra Moscú, ya manifestaron su apoyo para poner fin a las relaciones comerciales normales con Rusia.

La cláusula de la nación más favorecida -conocida en Estados Unidos como la “relación comercial permanente normal”- es un pilar del libre comercio.

Este principio de reciprocidad y no discriminación rige actualmente la mayor parte de las relaciones comerciales entre estados.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) requiere que cualquier ventaja comercial, como una reducción de aranceles otorgada por un miembro se aplique automáticamente a todos los demás.

Moscú, que se unió a la OMC en 2012, se ha beneficiado desde entonces de este régimen. En concreto, privar a Rusia de este estatus permitiría a sus socios comerciales imponerle aranceles aduaneros más elevados, penalizando sus exportaciones.