El presidente ruso, Vladimir Putin, acusó el viernes a Ucrania de “retrasar” las negociaciones para poner fin al conflicto y estimó que sus dirigentes tienen peticiones “que no son realistas”, durante una conversación con el canciller alemán, Olaf Scholz.

“El régimen de Kiev busca por todos los medios retrasar el proceso de negociaciones, presentando propuestas que no son realistas”, dijo el Kremlin en un comunicado que resume la conversación entre los dos dirigentes.

Dmitri Peskov, portavoz de la presidencia rusa, dijo a la prensa que la entrevista entre los dos responsables fue “dura”. También añadió que el presidente ruso hablará con el jefe de Estado francés este viernes por la tarde.

Peskov consideró prematuro hablar sobre el acuerdo que los dos países podrían alcanzar. “Puedo decir que la delegación rusa está mostrando la voluntad de trabajar mucho más rápido de lo que se está haciendo en este momento (…) Desgraciadamente, la delegación ucraniana no está lista para acelerar las negociaciones”, explicó.