Si el Ejecutivo no atiende las seis demandas que son la plataforma de lucha de los cusqueños, el lunes 25 se iniciará un paro indefinido en esa región. Así lo advirtieron los dirigentes que hasta ayer lideraron los dos días de paralización de labores y actividades en el Cusco. Entre las exigencias, como primer punto, exigen medidas concretas frente al alza de costos de alimentos. Ello responde a la molestia por el alto costo de vida que se agudizó con el alza de los precios de productos de primera necesidad, los combustibles y las tarifas de servicios básicos.

Un segundo punto es la implementación de una segunda reforma agraria, que para los cusqueños es un incumplimiento de Castillo, quien anunció esa medida como candidato y luego como presidente.

En tercer lugar está el pedido de revisión de los contratos del gas de Camisea y la ferroviaria PeruRail, que viene a ser otro ofrecimiento incumplido. En diciembre del 2021, Castillo habló de revisar el contrato de Camisea. “Vamos a hacer que el gas de Camisea sea para nosotros, para darles a todos los peruanos”, señaló, pero hasta la fecha eso no ha sucedido.

Como cuarto punto, los cusqueños exigen contar con la posibilidad de reflotar el gasoducto sur. En octubre, el primer mandatario aseguró que “el gasoducto que llevará el gas al sur del país es nuestra prioridad, así como su masificación en beneficio de todos los peruanos”. Ese ofrecimiento tampoco se ha concretado.

En quinto lugar, los manifestantes exigen que en la región se generen más empleos, se atienda debidamente a los ciudadanos en la salud pública y se establezca una franca lucha contra la corrupción.

Por último, como sexta demanda, plantean que se concrete una asamblea constituyente plurinacional, lo que hasta el momento no ha podido ser puesto en agenda por Castillo.

Según Walter Torres, secretario de la Federación Agraria Revolucionaria Túpac Amaru de Cusco (Fartac), no hay avance en ni uno de los seis puntos. “Por eso, hemos pedido consignar los pedidos con los ministros, cada uno con su respectivo tema. Solicitaremos también el avance concreto de la segunda reforma agraria”, aseguró.

De hecho, los dirigentes esperan la instalación el jueves de la mesa técnica descentralizada y la llegada del presidente Pedro Castillo el próximo viernes. “Tenemos claras las cosas. Si no hay solución, entraremos el lunes en un paro indefinido”, advirtió.

Las pérdidas

Carlos Canales, presidente de Canatur, informó que cerca de 4.000 turistas quedaron varados en el Cusco, y consideró un problema que este reclamo sectorial se haya convertido en una plataforma política que el Gobierno no va a poder cumplir.

“Por día de paro se han perdido 10 millones de dólares, y en servicios que no se dan 40 millones de soles. Más de 80.000 millones de soles no ingresaron al país los últimos dos años, al verse afectados el turismo y las pymes”, declaró.