Amazonía de BrasilLa Amazonía brasileña registró 5.373 incendios forestales en julio, un número en un 7,9 % superior al del mismo mes del año pasado (4.977) y que evidencia el agravamiento de una de las mayores amenazas del mayor pulmón vegetal de mundo, según los datos divulgados este lunes por el Gobierno local.

De acuerdo con el sistema de alarmas del estatal Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), el número de focos de calor en la parte brasileña de la mayor selva tropical del mundo más que duplicó con respecto a los 2.562 contabilizados en junio.

Fue el mayor número de incendios forestales en la Amazonía brasileña para un mes de julio desde 2020, cuando, en el auge de una crisis que generó reacción mundial, fueron contabilizados 6.803 focos de incendio.

De acuerdo con el INPE, el número de incendios en el acumulado de los siete primeros meses del año saltó un 13 %, desde 11.364 en 2021 hasta 12.906 en 2022.