El técnico del Sao Paulo, Fernando Diniz, que no podrá dirigir ante Binacional, por un partido de suspensión que acarrea de la última edición de la Copa Sudamericana, admitió que será un partido complicado por la altitud, pero advirtió que tienen estudiado al Binacional y no les va a tomar por sorpresa. Para evitar que la altitud haga estragos en el conjunto paulista, su delegación ha optado por viajar a Juliaca el mismo día del partido y confiar que los efectos del drástico cambio, como mareos, asfixia y dolor de cabeza, no aparezcan en sus jugadores hasta después del partido. Incluso los…
Leer más...